El papel de los padres en la consulta

Dar ejemplo no es la principal de influir sobre los demás. Es la única. Albert Einstein

¿Sabías la importancia que tienen los padres en el desarrollo emocional y psicológico de sus hijos? Los padres y sus hijos tienen una interacción constante, conviven y sus figuras son esenciales para conseguir un bienestar psicoemocional adecuado.

Los padres son una referencia, un modelo, que orienta y guía a sus hijos desde el principio de sus vidas. Los hijos observan a los padres, ven lo que hacen y cómo lo hacen, lo que dicen y cómo lo dicen, qué emociones expresan y cuales reprimen. Ellos lo ven y sienten todo a través de nuestro lenguaje verbal, pero también hay que estar atentos al no verbal. Deben sentir que sus padres están siempre que ellos les necesitan.

La conducta de los padres es clave para su desarrollo a adulto

Desde que son pequeños, los hijos van construyendo unos apegos muy importantes que marcarán y determinarán muchos aspectos de su vida. En ocasiones, como psicóloga, tengo que trabajar esos estilos de apego con los padres en el momento que se detecta que hay algún problema en los vínculos.

padres y su aportación en la consulta

Y es que los niños van construyendo su identidad teniendo siempre como referencia el ejemplo de sus padres. Es verdad que a medida que crecen pueden entrar en escena otras personas también otros vínculos afectivos que también formarán parte de esa construcción de la identidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los progenitores seguirán siendo su pilar fundamental.

La dependencia física y emocional del niño irá evolucionando hacia una independencia cada vez mayor y una búsqueda de su propia identidad que se iniciará en la adolescencia y no terminará nunca.Para que todos estos hechos ocurran, es esencial el papel de los padres y sus conductas. Cómo saber dejarles espacio, respetarles y dejar que «se vayan» observando el proceso y cuidándoles, siempre, desde la distancia.

Cuando los padres traen a los hijos a la consulta es porque hay conductas o situaciones con ellos que les preocupan.

¿Cómo trabajo en la consulta con los padres?

El primer paso de reconocer que necesitan ayuda y pedirla ya está dado, sin embargo no termina ahí el papel de los padres.

Antes de tener un primer contacto con los niños o los adolescentes siempre me reúno, primero con los padres. Quiero que me informen de la situación que les preocupa, por qué les preocupa, a qué lo atribuyen… Conocer el contexto familiar en el que se desarrollan estas conductas problemáticas que les han traído a la consulta. En esta primera evaluación es muy importante la información de los padres, información que se irá complementando a lo largo de todo el proceso.

El apego con los padres es esencial para su desarrollo

A continuación veo al niño y desde el primer momento intentamos establecer un vínculo que nos permita trabajar en una distancia en la que él se sienta cómodo, a gusto, respetado y nunca juzgado.

En esta primera consulta hacemos lo que llamamos un “análisis funcional”. Se trata de un proceso interactivo entre el paciente y el psicólogo en el cual se va generando una interacción que conlleva un intercambio de información. En ese momento, ya se empiezan a mostrar una serie de cambios por el simple hecho de verbalizar o empezar a asentar las bases para verbalizar lo qué ocurre. Este punto ocurre en sucesivas consultas si se ve que en la primera les cuesta un poco más.

Tras esta primera evaluación, me gusta hablar con los padres e informarles de los aspectos que vamos a trabajar. Les aportó información sobre las conductas que se deben empezar a focalizar y que creo que pueden ser más relevantes.

Durante todo el proceso, creo imprescindible mantener informados a los padres. Por un lado, de los cambios que voy viendo en el niño en el ámbito de la consulta y, por otro, para conocer los cambios que los padres observa tanto en casa como a nivel escolar. En ese sentido, si creo que es necesario, tras esa evaluación y la verbalización de los problemas, me pongo en contacto con los profesores. 

Padres, profesores y psicólogo remando en la misma dirección son imprescindibles para conseguir los objetivos marcados con el niño

De esta manera, la conexión con los padres desde un principio es esencial. Y es que hay que tener en cuenta que los progenitores juegan un papel muy importante a la hora de resolver las conductas problemáticas de los hijos. Incluso, a veces, es necesario modificar las dinámicas de relación entre padres e hijos para conseguir cambios en los niños. Otras veces, en cambio, son los propios padres quienes deben introducir nuevas herramientas para tratar esos problemas de los niños. También hay casos en los que hay que incidir en las características o rasgos de los progenitores porque son éstos los que provocan las conductas de los hijos.

la ansiedad y frustracion es normal en padres con hijos con conductas problematicas

Muchas veces, las conductas problemáticas de los hijos generan una carga importante, provocando estrés y ansiedad en los padres. También impotencia y frustración, que es importante tener en cuenta. Parte de mi trabajo también consiste en hablar con ellos y que expresen y compartan las emociones y las respuestas que provocan en ellos las conductas de los niños .

No dudes en consultar cualquier conducta que te preocupe y anticípate para que los pequeños problemas no se conviertan en grandes problemas. La prevención es muy importante.

¿Te ha gustado el artículo?¿Tienes alguna duda?¿Te gustaría una consulta de asesoramiento? Puedes ponerte en contacto conmigo a través de la página de contacto.

Posts relacionados:

Dejar un comentario

Tu email no será publicado.